Saltar al contenido

Cómo volver a poner el corcho a una botella

Tapar la botella del vino con un corcho nuevo

Disfrutar de una estupenda botella de vino es un placer. Momentos como una reunión con amigos, una fecha especial o algún evento festivo, son ideales para descorchar y probar algún vino reservado para ello.

Sin embargo, a veces la botella no se acaba y la opción no es tirar el resto del contenido, sino volver a poner el corcho a la botella, para que sus propiedades se mantengan intactas.

Veamos unos trucos que le pueden ayudar en esto. ¿Nos acompaña?

Formas de poner el corcho original

Existen dos métodos muy eficaces para volver a poner el corcho a una botella de vino:

1. Hirviendo el corcho

Ponga a hervir una cazuela con agua. Cuando esté en ebullición, introduzca los corchos en el agua y déjelos durante unos 2 minutos.

Poner a ebullición los corchos

Al sacarlos serán elásticos y podrá insertarlos de nuevo en la botella.

2. Con una jeringuilla

Coja una jeringuilla con aguja fina, y el tapón de corcho de la botella de vino. Insértelo en el cuello de la botella, apretando hasta que encaje más o menos medio centímetro.

A continuación, inserte la aguja hasta atravesar el corcho, y tire del émbolo de la jeringuilla para ir extrayendo el aire.

A medida que lo haga, verá cómo el corcho va encajando en la botella, y podrá volver a ponerla en la bodega hasta volver a abrirla.

3. Poner un corcho nuevo

Si por alguna razón el corcho se ha deteriorado mucho o se ha perdido, y no es posible volver a usarlo, puede hacerse con corchos nuevos, sin usar.

Necesitará una encorchadora, como mostramos a continuación:

Puede ser manual, semiautomática o automática dependiendo de la cantidad de botellas que quiera cerrar.

Si se trata de algo eventual, puede hacerse con una manual o incluso alquilarla.

El proceso de encorchado es bastante sencillo. Tiene que poner la botella en la base de la encorchadora, poner un corcho nuevo en la parte superior, asegurándose de que está justo en línea con la boca de la botella.

Apriete con cuidado la palanca de la encorchadora, o pulse el botón si la máquina es eléctrica.

Si realiza el proceso de forma correcta, tendrá tu botella cerrada de nuevo, manteniendo el contenido en buen estado.

¿Cuánto dura un vino después de haber abierto la botella?

Después de ver cómo volver a poner el corcho a una botella de vino, puede que se pregunte cuánto puede durar tras haberla abierto por primera vez. Depende del tipo de vino y de cómo se conserve.

Los vinos espumosos duran entre uno y tres días, mientras que los tintos y blancos pueden llegar a aguantar cuatro.

Para que el proceso de oxidación se frene, guarde la botella en la nevera.

Eso sí, antes de servir el vino de nuevo, sobre todo si se trata de un tinto, sáquelo un par de horas antes del frigorífico, para disfrutar de nuevo de una estupenda copa.

También te puede interesar: